viernes, 19 de enero de 2018

Explicando la entropía

Hay un concepto crucial para química y la física. Este explica porque los procesos físicos son de una manera y no de otra, por qué se derrite el hielo, por qué la crema se propaga en el café, por qué sale el aire de una llanta rota...
Se llama entropía, y es notoriamente difícil de entender. La entropía se describe usualmente como una medida del desorden. Esa es una representación conveniente, pero desafortunadamente es... Por ejemplo, ¿qué es mas caótico un vaso de hielo picado o un vaso de agua a temperatura ambiente? La mayoría de las personas  diríamos el hielo pero realmente ese tiene menos entropía.

Hay otra manera de pensar en ello a través de la probabilidad. Esto puede ser un poco difícil de entender pero tomate un momento para asimilarlo y tendrás mejor entendiemiento sobre la entropia. Piensa en dos pequeños cuerpos sólidos que están comprendidos cada uno de 6 enlaces atómicos. En ese modelo la energía en cada solido cuerpo denso está almacenada en un enlace. Estos pueden verse como contenedores simples que pueden sostener unidades invisibles de energía conocida como cuántica. A más energía tiene el cuerpo sólido, mas caliente es. Sucede que hay numerosas maneras de que la energía puede ser distrubuida en los dos cuerpos sólidos y aún haber la misma energía en cada uno. Cada una de estas opciones se llama microestado. Por 6 cuanticos de energia en en solido A y 2 en solido B hay 9702 microestados. Por supuesto, hay otras maneras que de organizar nuestras 8 energías. Por ejemplo, toda la energía puede estar en el sólido A y ninguna en el sólido B o la mitad en el sólido A y mitad en el sólido B.

Si asumimos que cada microestado es igualmente probable, podemos ver que algunas configuraciones de la energía tienen mas probabilidades de ocurrir que las otras. Esto es debido a su mayor número de microestados. La entropía es una medida de toda probabilidad de configuración de energía. Lo que vemos es que la configuración de la energía en la que la energía se dispersa entre los cuerpos sólidos tiene la mayor entropía.

Así que en terminos generales la entropía puede ser vista como medida de esta propagación de la energía. Baja entropia significa que la energía está concentrada. La alta entropía significa energía esparcida.

Para ver porque la entropía es útil explicando procesos espontáneos, como elementos calientes derritiendose, necesitamos mirar el sistema dinámico en el que se mueve la energía. En realidad, la energía no se queda quieta. Ésta continua moviéndose entre enlaces vecinos. Mientras las energía se mueve, su configuración puede cambiar. Por la distribución de los microestados, hay un 21 % de posibilidad que el sistema esté mas tarde en la configuración en el cual la expansión de la energía se maximiza. Hay un 13 % de posibilidad que esta vuelva a su punto inicial, y un 8 % de posibilidad que A gane energía.

Nuevamente, vemos que con más formas cómo la que la energía se dispersa y la entropía alta concentra energía, esta energía tiende a dispersarse. Es por esto que si pones un objeto caliente cerca a uno frio, el frió se calentará y el caliente se derretirá. Pero incluso en este ejemplo, hay un 8 % de posibilidad que el objeto caliente se vuelva mas caliente.

¿Por qué pasa esto en la vida real? Es por que tamaño del sistema. Nuestros cuerpos sólidos hipotéticos solo tienen 6 enlaces cada uno. Ampliemos los sólidos a 6000 enlaces y 8000 unidades de energía, y empecemos nuevamente el sistema  con tres cuartos de la energía en A y un cuarto de la energía en B. Ahora encontramos que la probabilidad de que A adquiera más energía espontáneamente es un numero pequeño.

Objetos conocidos que usamos diariamente, tienen más partículas que este. La probabilidad de que un objeto caliente  se vuelva más caliente es absurdamente pequeña simplemente nunca sucede. El hielo se derrite, la crema se mezcla y las llantas se desinflan porque estos estados tiene mas energía dispersa que los originales. No hay una fuerza misteriosa empujando los sistemas a mayor entropía. Es solo que la mayor entropía es estadisticamente más probable.

Es por esto que la entropía has sido llamada flecha del tiempo. Si la energía tiene la oportunidad  de esparcirse, lo hará.

jueves, 11 de enero de 2018

El enigma de los tres dioses

Creado por el lógico Raymond Smullyan y popularizado por su colega George Boolos, este acertijo ha sido denominado el más difícil de la lógica.

Junto con tu equipo han aterrizado accidentalmente en un planeta antiguo. La única salida es apaciguar a sus tres soberanos alienígenas, Tee, Eff y Arr, dándoles los artefactos correctos. Desafortunadamente, no sabes quién es quién. De una inscripción, aprendes que puedes hacer tres preguntas de sí o no, cada una dirigida a cualquier señor. Las respuestas de Tee son siempre verdaderas, las de Eff siempre son falsas, y la respuesta de Arr es aleatoria cada vez.
Pero hay un problema. Has descifrado el lenguaje suficiente para hacer cualquier pregunta, pero no sabes cuál de las dos palabras,  "ozo" y "ulu", significa sí y cuál significa no. ¿Cómo puedes descifrar cuál alienígena es cuál? ¡Haz una pausa aquí si deseas averiguarlo por ti mismo!

Respuesta en: 3, 2, 1.

Al principio, este rompecabezas parece no solo difícil, sino absolutamente imposible. ¿De qué sirve hacer una pregunta si no puedes entender la respuesta ni saber si es verdad? Pero puede hacerse. La clave es formular cuidadosamente nuestras preguntas para que cualquier respuesta produzca información útil. En primer lugar, podemos llegar a no saber qué significa 'ozo' y 'ulu' incluyendo las mismas palabras en las preguntas y en segundo lugar, si cargamos cada pregunta con una condición hipotética, si un alienígena está mintiendo o no realmente no importará.

Para ver cómo podría funcionar, imagina que nuestra pregunta es si dos más dos son cuatro. En lugar de plantearla directamente, decimos: "Si te preguntara si dos más dos son cuatro, ¿responderías 'ozo'?" Si "ozo" significa sí y el jefe es Tee, sinceramente responde "ozo". Pero, ¿y si le preguntamos a Eff? Bueno, respondería "ulu", o no, a la pregunta encubierta, por lo que miente y responde "ozo" en su lugar. Y si "ozo" de hecho significa no, entonces la respuesta a nuestra pregunta encubierta es "ulu" y tanto Tee como Eff todavía responden "ozo", cada uno por sus propias razones.

Si te confunde por qué esto funciona, tiene que ver con la estructura lógica. Un doble positivo y un doble negativo,  ambos resultan en un positivo. Ahora bien, podemos estar seguros de que preguntándole a Tee o Eff de esta manera resultará "ozo" si la pregunta hipotética es verdadera y "ulu" si es falsa independientemente de lo que cada palabra realmente signifique. Por desgracia, esto no nos ayuda con Arr. Pero no te preocupes, podemos usar la primer pregunta para identificar a un alienígena que definitivamente no es Arr. Después podemos usar la segunda para averiguar si es Tee o Eff. Y una vez que lo sabemos, podemos pedirle que identifique a uno de los otros.

Vamos a empezar. Pregunta al alienígena del medio: "Si te preguntara si el soberano a mi izquierda es Arr, ¿responderías 'ozo'?" Si la respuesta es "ozo", hay dos posibilidades. Ya podrías estar hablando con Arr, en cuyo caso la respuesta carece de sentido. Pero de lo contrario, estás hablando con Tee o Eff y, como sabemos, recibir "ozo" de cualquiera de los dos significa que tu pregunta hipotética era correcta, y el soberano de la izquierda es en realidad Arr. Como sea, puedes estar seguro de que el alienígena a la derecha no es Arr. Del mismo modo, si la respuesta es "ulu", entonces sabes que el alienígena de la izquierda no puede ser Arr.

Ahora ve al soberano que has determinado que no es Arr y pregúntale: "Si te pregunto '¿Eres Eff?', responderías 'ozo'?" Como no tienes que preocuparte por la posibilidad aleatoria, cualquiera de las respuestas establecerá su identidad. Ahora que sabes si sus respuestas son verdaderas o falsas, pregunta al mismo alienígena si el soberano del centro es Arr. El proceso de eliminación identificará al resto.

Los satisfechos soberanos te ayudan a reparar tu nave y te preparas para el despegue. Una pregunta final, le preguntas a Tee si es un largo camino hacia la Tierra, y él responde "ozo". Lástima que aún no sepas qué significa eso.

miércoles, 3 de enero de 2018

Las órdenes ejecutivas en EE.UU

El 1 de enero de 1863, Abraham Lincoln cambió legalmente el estatus de esclavo a libre de más de 3 millones de esclavos negros en 10 estados. Su Proclamación de Emancipación no fue una ley o un decreto presidencial. Fue una orden ejecutiva. Quienes diseñaron la Constitución de EE.UU. crearon el poder de la orden ejecutiva y la hicieron disponible al poder ejecutivo. Pero, ¿en qué consiste esta  herramienta exactamente? ¿Cómo funciona? Y, ¿cuál es el alcance de su poder?

Bien, una orden ejecutiva no es una ley pero puede tener peso legal. La aprobación de las leyes demanda un proceso relativamente largo. Primero, un miembro del Congreso propone un instrumento legislativo en forma de proyecto de ley. Luego de muchos comités y revisiones, si el proyecto de ley es aprobado por una mayoría de votos en el Congreso, entendido como la Cámara y el Senado, el proyecto de ley es luego enviado al presidente para que lo firme. Si el presidente firma el proyecto de ley, este luego se convierte en ley.

Por otro lado, una orden ejecutiva es algo que el presidente expide sin consulta o permiso del Congreso. Sin embargo, son cumplidas como leyes y están sujetas a la revisión judicial por el sistema de las cortes para asegurarse de que estén dentro de los límites constitucionales. Eso significa que las cortes tienen el poder para invalidar cualquier decisión ejecutiva que a su juicio sobrepase las facultades del presidente en ejercicio de su poder. Y así, cuando el presidente deje su puesto, si quienes lo reemplacen desean eliminar la orden ejecutiva, lo podrán hacer.

Entonces, ¿cuándo usa el presidente una orden ejecutiva? A veces un presidente siente la necesidad de aplicar el poder sin tener en cuenta al Congreso; y en tiempos de crisis las decisiones expeditas se pueden justificar. Sin embargo, la mayoría de las órdenes no son respuestas a emergencias. Generalmente se dirigen hacia las agencias del gobierno federal para ampliar o contraer su poder. Otras determinan el alcance en el que se debe aplicar la legislación; y algunas veces, un presidente puede usar una orden legislativa para aclarar y ayudar a implementar una política que necesita ser fácilmente definida.

Algunas de las órdenes ejecutivas más famosas han cambiado el curso de la historia estadounidense. Franklin Delano Roosevelt, FDR, promulgó una orden ejecutiva para crear la Administración del Progreso Laboral, APL, que ayudó en la construcción de carreteras, puentes y parques a lo largo y ancho del país. La APL también le dio empleo a miles de escritores, pintores, escultores y artistas para que crearan obras de arte en espacios públicos. Adicionalmente, Harry Truman usó una orden ejecutiva para acabar con el racismo en las Fuerzas Armadas en 1948. Y en 1965, Lyndon Johnson  firmó una orden ejecutiva para definir los requerimientos para las prácticas no discriminatorias para la contratación y para el empleo.

Las órdenes ejecutivas se han usado generalmente de manera positiva e incluyente; pero también se han usado para excluir y dividir. Uno de los ejemplos más notables es la orden ejecutiva de 1942 de FDR. Le dio autoridad a los militares para tener en la mira predominantemente a estadounidenses de origen japonés, germano e italiano en ciertas regiones del país. Esta orden ejecutiva también desplazó a cualquiera o a todas esas personas dentro de zonas militares comúnmente llamadas campos de internado. A comienzos de década de 1960 cada presidente había expedido unas 300 órdenes ejecutivas; pero FDR expidió más de 3500.

En el otro extremo del espectro, William Henry Harrison nunca expidió una orden ejecutiva, tal vez porque su presidencia solo duró 31 días. Hay algo de ambigüedad en la Constitución de EE.UU. en lo que se refiere al alcance del poder del presidente. Eso ha originado órdenes ejecutivas que se extienden en el tiempo. Por ejemplo, desde Lyndon Johnson, los presidentes comenzaron a dictar órdenes para crear: iniciativas basadas en la fe, establecer agencias federales y para quitar los obstáculos a la investigación científica. Existen formas en el sistema político estadounidense que le permiten revisarse y equilibrarse. El Congreso aprueba leyes que pueden contrarrestar las órdenes ejecutivas y los jueces pueden detenerlas al considerarlas inconstitucionales. Sin embargo, mientras llega el momento para que eso suceda, una orden ejecutiva puede aplicarse y quizá para bien o para mal, podría cambiar el curso de la historia.

martes, 26 de diciembre de 2017

Recursar: ¿fracaso o aprendizaje?

Queremos decirte que para nosotros la palabra fracaso no existe, porque pensamos que en cada experiencia universitaria, sin duda podemos sacar un aprendizaje. De todas formas, tomamos el tema y nos hacemos cargo. ¿Qué es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en recursar? ¡No, qué bajón! ¡Me clavo otro cuatrimestre! ¡Perdí el tiempo! ¡Me voy a atrasar toda la carrera! ¡ME VOY A RECIBIR EN 15 AÑOS! ¡ME VAN A ECHAR DE MI CASA! ¡VOY A PERDER EL EMPLEO! What? No! Pará un minuto, relajate.

Y sí, la verdad hay que decirlo: recursar es un garrón. Sin embargo, te proponemos pensar en esta experiencia desde otro lugar, desde otro punto de vista. ¿Por qué recursamos?
1. Porque no pudimos alcanzar el nivel de conocimiento exigido. ¿Sabemos por qué? ¿Podemos solucionarlo?.
2. Perdimos la cursada por sucesión de faltas, por laburo o por temas personales.
3. O porque no nos gustó la forma en la que se daba la clase.

No importa el motivo. La clave es no enojarse ni pensar en el tiempo perdido, sino en el tiempo invertido. Fijate qué podés rescatar de la cursada y hacé una autocrítica. ¿En qué fallaste? o ¿qué te faltó aprender?

Y si recursaste por un hecho fortuito que pasó en tu vida, entendé que no todo dependió de vos. A veces te pasa bolud*, en el laburo, te anotaste en una, te empezas a seguir cosas del laburo y te cag*ron y sí, 3 faltas y estás afuera. ¿Pero qué vas a hacer? No sé. Nadie perdio la carrera por una materia. Lo repito. NADIE PERDIÓ LA CARRERA POR UNA MATERIA. No pasa nada. Así que no te pongas mal. Fijate si a futuro podés hablar con tu profesor y preguntale cómo podés hacer para prepararte mejor.

¿Te pasó de recursar una materia? Dejanos tu comentario y contanos tu experiencia.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Historia Con Moraleja: El Hombre De La Sierra

Sé que te gusta interpretar estar historias con moraleja, así que hoy te traigo una brevísima historia para que me cuentes qué interpretación le das tú.

Hoy te voy a contar una historia. Esta historia fue extraída del best-seller “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, de Stephen Covey. Y esto es lo que dice…

Supón que te encuentras con alguien que trabaja febrilmente en el bosque, cortando un árbol con una sierra.
- ¿Qué estás haciendo? - le preguntas.
- ¿No lo ves? - te responde él con impaciencia - Estoy cortando este árbol.
- ¡Se te ve exhausto! - exclamas tú - ¿Cuánto tiempo llevas trabajando ahí?
- Más de cinco horas, y estoy molido. Esto no es fácil.
- ¿Por qué no haces una pausa durante unos minutos y afilas la sierra? - preguntas tú -. Estoy segura de que cortaría mucho más rápido.
- No tengo tiempo para afilar la sierra - dice el hombre enfáticamente -. Estoy demasiado ocupado cortando este árbol.

Y esta es la historia. Lo que Stephen Covey recomienda a partir de ella es que nos tomemos el tiempo necesario para afilar nuestra sierra. ¿A qué crees que se refiere?

Hace tiempo me contaron una historia similar. Quien me la contó no recordaba dónde la había leído, pero quiero contartela pues creo que la similitud con la historia anterior es altísima, y quizás pueda ayudarte a encontrar la enseñanza escondida en ambas, pues es la misma. Dice así:

Imagina que vas conduciendo. Algo necesario para poder conducir es que el coche tenga gasolina. Pues imagina esta situación, como te decía, vas conduciendo. Tu acompañante te dice:
- Creo que tendrás que parar para echar gasolina.
- Imposible - dices tú - estoy conduciendo y no puedo parar porque tengo que llegar, así que tengo que seguir conduciendo.

Fin de la historia. ¿Ves ahora la enseñanza oculta? ¿Has podido extraer una moraleja de estas historias? Pásate por la sección de comentarios y cuéntanos tu interpretación.

Y recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

sábado, 9 de diciembre de 2017

Descanso y rendimiento en el trabajo y los estudios

Hola, el entrenamiento de hoy te será especialmente útil si tienes un trabajo que requiere un esfuerzo intelectual continuado, si tienes hijas o hijos en edad escolar, si te dedicas a la docencia o la formación... y en muchos otros casos. Fíjate en el gráfico que te voy a mostrar ahora, y verás el rendimiento de una persona a lo largo de una tarea continuada.



Si dedicamos un período de tiempo prolongado a la realización de una misma tarea, pasamos por tres fases: calentamiento, concentración y fatiga. Al pasar por todo este recorrido, el tiempo que realmente estamos rindiendo es muy poco porque en las fases de calentamiento y fatiga no damos el 100%. De hecho, incluso antes de empezar a trabajar, si sabemos que nos espera una jornada larga e intensiva en una misma tarea, automáticamente se producen una serie de consecuencias en nuestro rendimiento de partida. Aumenta la fatiga y el cansancio físico, se reduce la agilidad mental, disminuye la concentración y se incrementa la tendencia a la dispersión. Aumenta la probabilidad de cometer errores y se reducen la eficacia y la motivación.

Por eso es muy importante tener una estrategia de trabajo antes de empezar. Si sabes que vas a tener que realizar esa tarea a lo largo de un tiempo prolongado, planifica varias pausas cortas a lo largo de toda la jornada. Busca una actividad que te guste mucho para esas pausas. Escucha una canción, mira un vídeo en youtube, juega con tu perro.. o simplemente descansa. Es importante que esas pausas sean cortas para no tener que volver a empezar en la fase de calentamiento, para no perder la concentración. La frecuencia de las pausas decídela tú, en función del cansancio que notes ese día y del tiempo del que dispongas.

¿Cuál es la actividad que has elegido para tus descansos? Compártelo con nosotros en la sección de comentarios, justo aquí debajo. Si te ha gustado y crees que puede serle útil a alguien, compártelo en tus redes sociales.

Y recuerda: ya sabes que tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

sábado, 2 de diciembre de 2017

El primer paso para hacer realidad tu idea de negocio

Tienes una idea, crees que es buena y te encantaría llevarla a cabo. Pero le das vueltas y más vueltas y parece que nunca llega el momento de dar el primer paso. Hola, hoy te voy a contar cómo empezar.

El primer paso de casi cualquier proceso suele ser el más difícil de dar. Sin embargo, en este caso no es así. El entrenamiento de hoy requiere que des únicamente este primer paso, ¡vas a ver qué fácil! El primer paso que debes dar para hacer realidad tu idea de negocio es tratar de conocer a fondo el sector donde se enmarca tu idea. Busca en Google, averigua lo que ya está funcionando, investiga qué necesidades relacionadas con su idea están sin satisfacer, recoge información sobre tu público objetivo, encuentra ejemplos de personas o empresas que estén teniendo éxito en tu sector y aprende de ellas.

¿Se trata de una idea para un negocio físico? infórmate bien sobre el entorno donde quieres implementar tu idea.

¿Se trata de una idea para un negocio online? Averigua en qué medida hay personas buscando lo que tú ofreces y cómo lo están buscando. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo puedes utilizar alguna herramienta como el planificador de palabras clave de Google.

Éste primer paso debe ser exhaustivo pero no eterno. Uno de los errores más comunes en personas que tienen una idea de negocio, es el estancamiento en este primer paso. Para evitarlo márcate un plazo, decide cuál es la fecha en la que quieres continuar con el siguiente paso, y respeta tu decisión. En el período de tiempo que establezcas recoge y analiza toda la información que necesites, pero cuando llegue la fecha límite deberás avanzar.

¿Cuál es tu fecha límite para llevar a cabo este primer paso del proceso? Toma tu decisión ahora y compártela en los comentarios, justo aquí debajo. Si te ha gustado y crees que puede serle útil a alguien compártelo en tus redes sociales.

Recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz ¡La decisión es tuya!